30 de marzo de 2008

Editorial (Núm. 172, abril-junio 2008)


En esta edición de Caminos Abiertos nos congregan dos eventos importantes: un breve Homenaje luctuoso al poeta mexicano más destacado del siglo XX, Octavio Paz, y algunas reflexiones sobre la lectura.

El Premio Nobel de literatura mexicano falleció hace una década, el 19 de abril de 1998. Su obra es conocida internacionalmente. Pensadores de la talla de Jurgen Habermas y Gilles Lipovetsky hacen mención de este gran escritor en sus libros. La lectura de sus ensayos y poemas es tarea obligada para cualquier docente que se precie de serlo. De este modo, dos textos nos invitan a conocerlo: “Octavio Paz: la vida del árbol” de José Antonio Forzán y “Aunque el cántaro se ha roto el agua resiste y se rebela” de Armando Meixueiro.

Por otro lado, abordaremos aristas de uno de los problemas centrales en el sistema educativo nacional: la lectura. El artículo de Margarita Berenice Gutiérrez y María del Carmen Villanueva nos presenta una propuesta didáctica de adquisición de la lecto-escritura a través de la Educación Ambiental. Silvia Chávez y Gerardo Ortiz nos invitan a reflexionar en la lectura desde un enfoque neuropsicológico y neurolingüístico. Y el cuento “La ametralladora” de Angélica Jiménez nos lleva por los embrollos fantásticos de una niña que lee con obsesión desmesurada.

Completamos este número con dos textos: uno de Rafael Tonatiuh Ramírez titulado “Alfabetizando ambientalmente: Construyendo un modelo de educación y comunicación para la sustentabilidad” y un poema de María Celeste Vargas, que interroga con una conciencia crítica ambiental “¿Quién lo hará?”

En esta edición incluimos imágenes de Remedios Varo como adelanto de su centenario que se conmemora el 16 de diciembre de este año.